Típico plato chileno, compuesto de un sabroso caldo de pollo con verduras y especias, choclo, papas y zapallo. Un elixir con aroma y sabor a nuestro campo, para servir en tiempos fríos o en la habitual hora de almuerzo.